jueves, 24 de mayo de 2012

Conferencia de Sebastián (enseñanza por proyectos)

     El pasado lunes, Sebastián tuvo el detalle de darnos una conferencia sobre un modelo de trabajo en un instituto, concretamente el IES Mayorazgo.
 
     La actividad consistía en enfocar las horas de tutorías en algo innovador, alejándose de las típicas horas perdidas en las que realmente en los institutos no se hace nada, realizando tareas por grupos (establecidas previamente mediante una asamblea por los mismos alumnos/as) donde no había ningún requisito de edad, sino que alumnos de primero de ESO podían estar con alumnos de cuarto. Entre las diversas actividades podemos destacar, por ejemplo, la creación de una revista del instituto, una radio, competiciones de diversos deportes en el recreo, un tablón con datos de estadísticas, noticias importantes, cosas relacionadas con el centro, un huerto en el que trabajar, etc.
   
     Como bien dijo Sebastián, los alumnos/as del centro se encontraban encantados con dichas actividades ya que suponía para ellos algo nuevo, a lo que no estaban acostumbrados y lo que se alejaba de dar las materias de siempre en la clase de siempre donde acababas un poco aburrido de estar horas y horas sentado en la silla escuchando al maestro.

     Por último, nos contó que este año no lo estaban llevando a cabo el proyecto, ya que un inspector no se lo permitió, dando como motivo algo que no tenía ninguna explicación razonable. Ya que lo único que decía es que el profesor en la hora de tutoría tenía que estar en clase con sus alumnos.

     Yo tengo una opinión bastante clara sobre ésto, ya que algo que supone una innovación de la tutoría donde antes no se hacía nada y ahora los alumnos/as están encantados y aprendiendo un montón de cosas en diversos ámbitos no puede ser eliminado de esa forma sin dar ningún argumento razonable. Esa forma de trabajar se aleja del modelo tradicional y además estaba comprobado que los alumnos/as estaban muy implicados con el tema y aprendían y disfrutaban un montón.

      Además, como ya nos contó Sebastián, respecto a la disciplina, no hace falta tener unas normas estrictas y bien detalladas, ya que los alumnos elegían las actividades que querían llevar a cabo y a cual querían pertenecer, por lo tanto, si los alumnos se implican y sobre todo disfrutan con el proyecto, no darán mayores problemas ya que están haciendo algo que realmente les gusta. Todo esto nos da un ejemplo de la forma en la que hay que trabajar en las escuelas, los alumnos/as no tienen que ir a la clase a aburrirse ni a ser considerados "nulos", ya que entonces intentarán hacer lo posible por dar por saco a la escuela, en cambio, si los alumnos/as lo que hacen les resulta entretenido e interesante, dejarán de centrarse en otras cosas para implicarse con el proyecto.

     En definitiva, me ha parecido un modelo de enseñanza por proyectos muy interesante y que me gustaría poner en práctica algún día con mis alumnos, ya que da otro enfoque a la enseñanza, pero desde un punto de vista más lúdico, ameno, y por lo tanto, eficaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada