jueves, 31 de mayo de 2012

Capacidades docentes para una buena enseñanza

Este texto, de la autora Denise Vaillant, nos habla de como es el "buen docente" y sus capacidades para trabajar con los alumnos.

El buen docente es aquel que tiene la capacidad de obtener resultados adecuados, pero también la habilidad de obtener más y mejores logros personales en sus alumnos/as. La labor del maestro parece estar directamente relacionada con la actividad de enseñanza, pero también con la situación socio-económica de los maestros y profesores, con los factores contextuales que afectan a su trabajo y con la valoración social de su tarea.

A pesar de que en el mundo existe una gran variedad de culturas en cuanto a escuelas y resultados, los autores nombrados anteriormente, coinciden en que el buen docente es aquel que se compromete y tiene una actitud positiva hacia los estudiantes, conoce las materias que enseña y las metodologías para impartirlas, se responsabiliza en la gestión del aprendizaje estudiantil, tiene la capacidad de generar un clima de aula que motive a los estudiantes, reflexiona acerca de sus prácticas y experiencia, participa en comunidades de aprendizaje y lo más importante, percibe las condiciones en las que se desenvuelven sus alumnos, para así poder darle a cada uno lo que verdaderamente necesita.

Opinión personal

He llevado este texto a mi tema, la disciplina, ya que creo que aunque no habla expresamente de ella, dice cosas muy interesantes y que se deben tener en cuenta.

Como dice el texto, el buen docente debe conocer a sus alumnos y los contextos en los que se desenvuelven, para así poder darle a cada uno lo que necesita. Además, el maestro/a debe saber motivar a sus alumnos para que vayan a la escuela con alegría, con ganas para aprender... algo que es fundamental, ya que si un alumno/a tiene problemas fuera del centro y además allí lo único que hace es recibir castigos y aburrirse, hará todo lo que esté en sus manos para molestar y perjudicar tanto al centro como a los docentes, por lo que se llevará a cabo una disciplina férrea contra él.

Por el contrario, como también vimos en la conferencia de Sebastián, los docentes que logran crear un ambiente motivador en el centro, así como seguido de actividades igual de motivadoras, consiguen que los alumnos/as vayan al centro con ganas de aprender y de disfrutar.

Conclusión: si conseguimos que los alumnos vayan motivados y con ganas a la escuela, no necesitaremos aplicar medidas de disciplina férrea contra ninguno de ellos, ya que se centrarán en aprender y hacer cosas que le diviertan, y no en molestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada